Laia Sanz encara el final del Rally de Marruecos con los deberes hechos

La de Soficat Xerox ha completado la cuarta y penúltima etapa de la carrera en 19ª posición y con muy buenas sensaciones.

Hemos hecho un cambio en las suspensiones que me ha gustado y me ha dado más confianza. Eso me ha permitido pilotar mejor y estar a la par de pilotos que estos días atrás me sacaban tiempo.

 

El Rally de Marruecos y la copa del mundo de Cross-Country se acercan al final. Este martes se ha celebrado la cuarta y penúltima etapa, otra vez con salida y llegada en Aoufous. En la especial más larga de la presente edición, Laia Sanz ha terminado en 19ª posición, a 23 minutos y 59 segundos del vencedor del día, con buena parte del trabajo que se había propuesto realizado: probar nuevos reglajes en la moto, entrenar en carrera para el Dakar y adaptarse al nuevo sistema de roadbook.

La jornada constaba de un único tramo cronometrado de 408 kilómetros, además de un centenar de kilómetros de enlace, que nuevamente ha sido poco propicio por las características de la pluricampeona del mundo. “Ha sido una etapa muy machacona, muy rápida, pero con muchos baches y muchos peligros. No era un día favorable para mí, porque no se me da bien este tipo de terreno. Como otros pilotos, me he perdido antes del refueling”, asume Laia Sanz.

En la general, la española gana otro puesto y ocupa la 18ª posición absoluta, a 1h 17’39” del primero, y lidera la clasificación de féminas. Si bien el resultado puede parecer menos espectacular que otras veces, por las estadísticas a las que nos tiene habituados, la piloto de Soficat Xerox está muy satisfecha de sus progresos: “Cada día doy un paso más. Hoy me he sentido mucho mejor y eso me ha dado confianza. Aunque hay diferencia respecto a los tiempos de los primeros clasificados, estoy muy contenta. Aquí están todos los pilotos punteros y, entre todas las pruebas que hemos hecho, y que siempre necesito unos días de competición para coger el hilo, es normal que esté entre los 20 primeros. Yo soy como un diésel; necesito coger un poco de velocidad y confianza para ir mejorando”.

El nuevo sistema del roadbook también ha influido un poco los días anteriores. Al no tenerlo por la noche y poder estudiarlo, me he entretenido más de la cuenta leyéndolo en carrera, hasta que hoy me he empezado a adaptar. Sea como sea, me parece un buen sistema”, razona la piloto de Soficat Xerox.

Después de recuperar la asistencia mecánica tras la etapa maratón, la de Corbera de Llobregat ha seguido tanteando nuevos reglajes en su KTM 450 Rally -uno de los aspectos que justificaban su participación en esta prueba de cara al Rally Dakar- y, finalmente, parece haber dado con la horma de su zapato: “Cada día hemos probado un setting distinto en la moto y hasta ahora no me había sentido muy cómoda. Hoy hemos hecho un cambio en las suspensiones que me ha gustado. Eso me ha permitido pilotar mejor y estar a la par de pilotos que estos días atrás me sacaban tiempo. Es buena señal, aunque no se haya traducido en un grandísimo resultado”.

Este miércoles tendrá lugar la quinta y última jornada del Rally de Marruecos, con final en Fes y sólo 168 kilómetros de especial de un total de 457.