Pese a las magulladuras, la 15 veces campeona del mundo ha podido terminar la segunda carrera del fin de semana en segunda posición.

La piloto de KH-7 minimiza daños y, con 12 puntos de ventaja sobre Daniels, sigue conservando todas las opciones para revalidar el mundial de enduro femenino.

 

 

Laia Suecia D2 2 

 

Laia Sanz ha finalizado la segunda manga del Gran Premio de Suecia de enduro en segunda posición, a 1’17” de la ganadora, la británica Jane Daniels. La piloto de KH-7 cierra de este modo la semana más complicada de la temporada, en la que ha disputado cuatro carreras (dos en Finlandia y dos en Suecia) con un balance de tres victorias y un segundo puesto. La combinación de resultados le permite a Sanz afrontar la última doble cita de la temporada (en septiembre) con 12 puntos de ventaja sobre Daniels y máximas opciones de revalidar su cetro y de alcanzar la histórica cifra de 16 títulos mundiales.

Avisó que la carrera de este domingo sería dura y así ha sido. Mermada por no estar a pleno rendimiento debido al escaso tiempo de recuperación tras una operación de codo, la pluricampeona ha vuelto a tener un inicio de carrera complicado. Al igual que el sábado, Laia ha empezado detrás de Daniels e incluso ha llegado a rodar con su Honda CRF250 detrás de la australiana Jessica Gardiner, que finalmente ha sido tercera.

La de Corbera de Llobregat ha tenido que esforzarse al máximo para progresar, pero cuando estaba remontando, una fuerte caída en la antepenúltima especial ha dado al traste con sus posibilidades de firmar otro doblete.

“Estaba recortado distancias y en el último cross test estaba yendo muy bien cuando en un bache he saltado por los aires. Me he quedado un poco aturdida y he tardado bastante en volver a arrancar, un tiempo que ya ha sido definitivo y que no he podido salvar”, lamenta la piloto del equipo KH-7.

A partir de ese momento, Sanz ha tratado de asegurar el podio para minimizar la pérdida de puntos: “Con la moto un poco tocada y yo magullada, me he centrado en intentar acabar segunda para que Daniels no me recuperara muchos puntos, así que desde este punto de vista estoy contenta porque lo he conseguido”.

A pesar de quedarse a las puertas de la victoria, Sanz afirma estar satisfecha: “Ha sido una carrera muy dura con especiales muy largas y que haya podido terminar ya es un logro. Teniendo en cuenta el poco tiempo que he tenido para preparar las carreras desde la operación, el resultado tras esta semana de competiciones es muy positivo. Ahora hay que tratar de trabajar duro para recuperar el estado físico y afrontar la parte final del campeonato en un estado óptimo”.

El título se decidirá en la última doble cita de la temporada, el Gran Premio de Francia, que se disputará el 12, 13 y 14 de septiembre.