La piloto de KH-7 se ha despedido hoy del Merzouga Rally con un segundo puesto en la última especial.

“Lo más importante es que este raid me ha servido para ganar confianza en la navegación de cara al Dakar”.

Laia ha vencido la categoría femenina y ha acabado sexta absoluta de la general, tras ganar la prólogo y la tercera etapa.


 

Laia Merzouga final 1

 

Laia Sanz ya sólo piensa en el Dakar 2015. La piloto de KH-7 ha acabado hoy el Merzouga Rally con victoria en la categoría femenina y dos triunfos parciales que engrosan su brillante palmarés. En la general de este raid marroquí, la de Corbera de Llobregat ha terminado en la sexta posición.

La última etapa celebrada este viernes en los alrededores de Merzouga constaba de un bucle con dos pasadas y un total de 56 kilómetros cronometrados más otros 88 de enlace. Laia Sanz ha sido la más rápida en la primera vuelta y ha marcado el segundo mejor crono al final del día (1h 26’28”). Este gran resultado la ha confirmado dentro del Top 10 absoluto, con un tiempo total de 20h 56’39”, a 1h 53’36” del ganador final Pal Anders Ullevaalseter. El noruego (segundo clasificado en el Dakar 2010) ha sido el único capaz de batir hoy a Laia por tan sólo 18 segundos.

“Hoy me he divertido mucho porque la especial parecía una carrera de motocross. Ha sido corta pero intensa y en la primera vuelta iba primera, con todos detrás. En la parte final, Ullevaalseter me ha pasado en un río y he acabado segunda, aunque estoy muy contenta”, explicaba Laia.

Laia ha protagonizado un gran papel en el Merzouga Rally que ya comenzó con victoria absoluta en la prólogo. Pero, sin duda, su momento culminante de esta carrera llegó el pasado miércoles durante la tercera jornada, cuando consiguió el primer triunfo de etapa de una mujer en un raid de motos. “Ganar el prólogo estuvo bien, pero por encima de todo me quedo con la victoria de etapa que fue muy trabajada, con todos los pilotos persiguiéndome durante muchos kilómetros, en un día muy difícil por la navegación. A pesar de la presión no cometí ningún fallo y conseguí un triunfo muy bonito”, confiesa.

Resultados al margen, lo más importante de esta competición ha sido que la piloto de KH-7 ha podido avanzar en su proceso de preparación de cara al próximo Dakar. Laia, que pilotaba la Honda CRF450 de enduro, ha acumulado más de mil kilómetros sobre dunas y pistas de Marruecos durante seis intensas jornadas.

“Estoy satisfecha porque este raid me ha ayudado a ganar confianza en la navegación y eso será muy importante de cara al Dakar. Físicamente también ha sido un gran entreno, aunque estoy cansada y, después de tres semanas en Marruecos, ya tengo ganas de volver a casa”, concluye.

El sexto puesto absoluto está pendiente de un apelación presentada por Laia Sanz ante una injusta penalización de una hora aplicada ayer jueves.