La piloto de KH-7 ha impresionado con su pilotaje en la arena, donde ha logrado el mejor crono parcial de entre todos los pilotos.

Después de recibir una penalización por cambiar el motor la noche anterior, ha finalizado en 19ª posición, la misma que ocupa en la general a falta de dos jornadas para la conclusión del rally. 

 

 

Laia Sanz reacciona a lo campeón. Si ayer acabó retrasada por un problema técnico, hoy la ‘Reina del Dakar’ ha sacado todo su coraje para conducir su Honda CRF450 Rally hasta la meta en 15ª posición, separada por sólo 26 minutos de diferencia respecto al vencedor de la 11ª etapa, tras siete horas de pilotaje. No obstante, al término de la jornada, la dirección de carrera le aplicaba los 15 minutos correspondientes de penalización por cambiar el motor la noche anterior. Eso la ha hecho caer al 19º puesto, el mismo que ocupa en la general.

La mejor chica del Dakar ha llevado un paso más allá su inconmensurable actuación en esta edición cuando hoy ha marcado el mejor crono parcial entre los way points (puntos de paso) 12 y 15 en pleno cordón de dunas de Copiapó. El segundo piloto más rápido, el catalán Jordi Viladoms, quedaba a 43 segundos. Más espectacular ha sido el dato del parcial WP13, si cabe, donde Laia le ha sacado ni más ni menos que 1’54” segundos al segundo en este punto, el castellonense Joan Barreda.

En el tramo de dunas he disfrutado mucho. Nos hemos emparejado Michael Metge [el compañero de Cyril Despres] y yo y hemos hecho un mano a mano en esos 100 kilómetros. Cuando hemos llegado a la meta nos hemos dado la mano y todo”, explicaba muy satisfecha Laia Sanz.

El resultado es nuevamente extraordinario para la piloto de KH-7 en una jornada muy exigente físicamente en la que la arena final ha sido común denominador: “Estoy súper contenta porque después de 600 kilómetros, acabar tan bien tiene mucho mérito. ¡Es espectacular! No ha sido fácil porque la mayor parte del recorrido ha sido sobre fesh-fesh, que es muy desagradable para pilotar y agotador, pero esto es el Dakar y hay que superar todos los escenarios que te plantea la carrera”.

Mañana se disputará la penúltima etapa del rally, entre El Salvador y La Serena, con 349 kilómetros de enlace y 350 de especial. “Ojalá hubiera terminado aquí el rally”, bromea Laia. “Ahora ya sólo hay que pensar en llegar al final y ya está”.