La piloto de KH-7 ha valorado el recorrido del Dakar 2014 como “extremadamente duro” en la conferencia de prensa conjunta que han ofrecido hoy los pilotos de Honda.

Asegura que la fuerte contusión que arrastra en una pierna no tiene ninguna implicación muscular de importancia y confía en realizar una buena carrera.

                                                                                                                                                                              

 

Ya sólo queda un día para que arranque el Rally Dakar 2014, pero antes de que se ponga el cronómetro en marcha, los 438 vehículos de competición inscritos en la prueba pasarán esta tarde por el podio de salida.

Laia Sanz, que ha participado en la rueda de prensa de los equipos Honda HRC y Honda Argentina, ha destacado que “todo indica que estamos ante un Dakar extremamente duro, con mucho calor, mucha altitud, más kilómetros que otros años y  más horas encima de la moto. La primera semana será demoledora. Que nos separen de los coces ya indica que tendremos etapas muy técnicas y endureras”.

En cuanto al fuerte golpe que se dio en la pierna hace 13 días durante su último entrenamiento antes de viajar a Sudamérica, la piloto de KH-7 asegura estar a punto: “muscularmente no tengo nada, que es lo más importante, aunque eso no quita que cada vez que me doy con algo en el muslo veo las estrellas”.

Sanz confía en que éste sea un buen Dakar para ella y se muestra muy satisfecha con su equipo: “Estoy muy animada porque hay muy buen ambiente en el equipo Mec Team de Honda Argentina y eso siempre se agradece cuando tienes tantos días y tan intensos por delante. Espero que podamos hacer un buen Dakar”.

Mañana domingo se disputará la primera etapa, entre Rosario y San Luis, con 629 kilómetros de enlace y 180 cronometrados. La pluricampeona española partirá con el dorsal número 50.