La pluricampeona no podrá participar en la segunda prueba del europeo femenino de trial al seguir convaleciente de la fractura en el pie derecho.

Laia Sanz se perderá la próxima cita del campeonato de Europa de trial femenino, que se disputará el 18 de agosto en la República Checa, al no estar plenamente recuperada de las lesiones que se produjo en el del GP de Italia de enduro, a principios de julio.

La piloto de Gas Gas y KH-7 ha esperado hasta el último momento para tomar la decisión de acudir o no a la prueba, “para darle el máximo tiempo de recuperación al dedo”, comenta, pero finalmente se ha visto forzada a renunciar a viajar a la República Checa.

Así lo explica la pluricampeona: “He meditado mucho las opciones y los riesgos, he consultado a los médicos, y me ha costado mucho tomar esta decisión. Mi voluntad siempre ha sido competir; en toda mi trayectoria como piloto profesional, nunca me he perdido una competición, incluso cuando he estado mermada físicamente he estado encima de la moto, pero esta vez el riesgo es muy grande. Aunque no me duele mucho, la herida está aún en un estado delicado y tras hacer una prueba de sólo diez minutos con la moto, he visto que el aspecto del dedo empeoraba”.

Sanz ha terminado de convencerse tras hablar con los doctores Ramon Cugat y Xavier Cuscó, que le han aconsejado desistir por lo cerca que ha estado de perder el dedo, y porque si compitiera este fin de semana correría un riesgo innecesario. “Aunque me fastidie, he hecho lo que tenía que hacer. Esta ausencia casi seguro me privará de conseguir mi undécimo título continental, pero hay muchos más títulos por ganar y mucho tiempo por delante para ganarlos. Ahora lo importante es recuperarme para estar en condiciones en el plazo de un mes, antes del desenlace del mundial de trial y del mundial de enduro”, concluye con resignación la piloto.

La catalana se produjo la lesión en el transcurso del GP de Italia de Enduro, cuando al golpear una roca con el pie derecho se destrozó el dedo pulgar. El resultado fue una doble fractura abierta de la que fue intervenida en Italia el mismo día del accidente. Posteriormente, fue trasladada a Barcelona donde permaneció varios días hospitalizada en el Hospital Quirón. Tras un primer periodo en observación, los médicos le detectaron varias zonas necrosadas que le fueron extirpadas.

Laia Sanz tratará de reaparecer en la tercera y última prueba del campeonato de Europa de trial femenino, que se disputará el 8 de septiembre en Holanda.