La piloto catalana sufrió una fuerte caída durante una prueba puntuable para el mundial masculino y decidió retirarse por precaución.

Laia Sanz no pudo completar el Trial El Peñón, cuarta cita puntuable para el mundial masculino de trial, que se disputó el pasado fin de semana en Peñarroya (Córdoba). La 11 veces campeona del mundo de trial femenino sufrió una fuerte caída en una de las zonas de la prueba y se magulló el hombro, la zona lumbar de la espalda y el glúteo.

Afortunadamente, no hubo que lamentar ninguna lesión, aunque la piloto catalana decidió retirarse a modo de precaución, para no correr riesgos innecesarios y poder afrontar en perfectas condiciones la primera prueba del mundial femenino, que se celebrará en Andorra el próximo fin de semana. 

Un día después de la caída, Laia ya ha se encuentra bastante recuperada y ha agradecido los numerosos mensajes de apoyo que ha recibido. “Estoy mejor y en dos días ya iré en moto otra vez para empezar a preparar el GP de Andorra de trial del próximo fin de semana. Hay que poner a punto la moto para la altura”.