La piloto catalana se encuentra en observación tras ser operada de la lesión sufrida durante el Gran Premio de Italia del mundial de enduro.

Laia Sanz permanece ingresada en el Hospital Quirón de Barcelona, donde se recupera de la operación a la que tuvo que someterse tras fracturarse el pulgar del pie derecho, el pasado fin de semana en Italia. “Ha sido muy duro, nunca había sufrido tanto”, ha confesado la piloto de Gas Gas y KH-7 que evoluciona favorablemente.

Laia se ha dirigido a través de sus redes sociales, www.facebook.com/Laiasanzfanpagewww.twitter.com/LaiaSanz_ , para agradecer las numerosas muestras de ánimo que está recibiendo durante estos días: “Aquí me tenéis tumbada en una cama de la Quirón esperando a que el dedo del pie mejore un poco. Por el momento toca esperar y ser paciente... Os quiero agradecer a todos y todas los mensajes que me habéis enviado. El pie duele, pero vuestros comentarios me dan fuerzas y alguno hasta me hace sonreír. GRACIAS DE NUEVO POR ESTAR AHÍ!

La pluricampeona sufrió un duro golpe en el pie derecho mientras disputaba la penúltima especial del Gran Premio de Italia de Enduro que le provocó una doble fractura abierta en el dedo pulgar. La piloto de Corbera de Llobregat, que siguió en carrera y logró una victoria épica, tuvo que ser operada con carácter de urgencia en tierras italianas para evitar una posible infección.

A su regreso a España, Laia fue ingresada en la clínica barcelonesa el pasado martes día 3 de julio para controlar el postoperatorio, evitar que surjan problemas de riego sanguíneo y permitir una favorable evolución.

La catalana está con ánimos y muchas ganas de recuperarse pronto para volver a subirse a la moto lo antes posible. Espera estar en plenas condiciones para reaparecer en la próxima cita de su calendario de competición: el Trial de la República Checa del 19 de agosto, puntuable para el campeonato europeo de trial.

Por otra parte, Laia conoció desde el Hospital Quirón la noticia del complicado estado de salud de María de Villota, a la que mandó un mensaje de ánimo a través de Twitter: “Es una noticia muy triste y espero que se recupere. Le mando mucha fuerza”.