La piloto de Gas Gas y KH-7 se ha impuesto a la vigente campeona del mundo, a la que ha aventajado en más de 5 minutos.

Laia Sanz ha logrado una espectacular victoria en la primera de las dos carreras del Gran Premio de Italia, penúltima cita del mundial de enduro femenino, que se ha celebrado hoy sábado en Castiglion Fiorentino.

La piloto de Gas Gas y KH-7 se ha impuesto a la vigente campeona del mundo, la francesa Ludivine Puy, que ha acabado en segunda posición a más de 5 minutos de la española en un enduro marcado por la gran dificultad técnica del recorrido y las elevadas temperaturas, cercanas a 40ºC.

Sanz marcó el ritmo desde el primer momento y ya en el super test del viernes consiguió una abultada ventaja de 31 segundos sobre su rival. En las especiales que se han disputado hoy, Laia ha vuelto a ser la más rápida en seis de las ocho zonas y ha ampliado su renta hasta los 5’15”.

Según la piloto catalana, la exigencia técnica y la dureza física de la prueba han sido las claves de su triunfo: “Ha sido una carrera muy complicada y muy física, pero en ningún momento he bajado el listón y he podido aguantar el ritmo hasta el final. Ésa ha sido una de las claves que me han llevado a la victoria. Estoy muy satisfecha porque es una victoria muy importante. Mañana tengo que tratar de ganar otra vez para asegurar mis opciones al título”.

Ésta es la cuarta victoria de Laia Sanz en las cinco carreras disputadas hasta el momento y si mañana logra un nuevo triunfo dejará prácticamente sentenciado el único título que se le ha resistido hasta ahora.