Laia Sanz acabó octava en la categoría E1 de chicos del Enduro de Bassella, puntuable para el Campeonato de España, pueba en la que participó como preparación para su inminente debut en el Mundial de la especialidad.

Con la mente fijada en la prueba inaugural del Mundial de enduro femenino que se celebrará el próximo fin de semana en Euskadi, Laia optó por participar en la prueba masculina, debiendo completar tres vueltas al duro circuito ilerdense, en lugar de las dos previstas para las féminas.

El resultado fue un octavo lugar en la categoría E1, pero lo más importante fueron las 8 horas que Laia estuvo rodando sobre la moto y que le sirvieron para ultimar su puesta a punto de cara al Gran Premio de Euskadi que se celebrará del 4 al 6 de mayo en las localidades de Munitibar, Arratzu y Aulesti como cita inaugural del Mundial de Enduro femenino.

Después del enorme esfuerzo realizado en la carrera ilerdense, Laia Sanz confesaba haber acabado “exhausta” pero se mostraba “muy contenta”, porque tenía muy claro que “lo más importante era acabar la prueba y acumular horas de moto para llegar a tope al inicio del Mundial”.

La victoria absoluta en el Enduro de Bassella, cuarta cita puntuable para el Campeonato de España, fue para su compañero de Gas Gas Iván Cervantes que dominó con autoridad tanto en su categoría E2 como en la clasificación Scratch.