La pluricampeona española quiere abrir brecha al frente de la general del mundial de enduro femenino, el único título que aún no posee.

Laia Sanz participa este fin de semana en el Gran Premio de Italia, penúltima cita del campeonato del mundo de enduro femenino. La piloto de KH-7 llega a como líder después de haberse impuesto en tres de las cuatro pruebas disputadas hasta la fecha.

La localidad italiana de Castiglion Fiorentino vivirá otra apasionante lucha entre Laia Sanz y Ludivine Puy, campeona del mundo los dos últimos años. La española está en condiciones de destronar a la francesa, después de superarla en la doble cita inaugural celebrada en Euskadi y en una de las dos carreras disputadas en Portugal, a mediados de mayo.

Estos brillantes resultados han permitido a Laia llegar a Italia al frente de la clasificación del mundial con 77 puntos, seguida de las galas Ludivine Puy con 71 y Audrey Rossat, con 40 puntos. Por tanto, el fin de semana en Italia se presenta crucial, ya que un nuevo triunfo colocaría a la piloto de Gas Gas en una situación ideal para conquistar su primer título de enduro, a falta de un solo Gran Premio por disputar, en Francia los días 20 y 21 de octubre.

Ésta es una carrera clave para mí. Si quiero ganar el mundial de enduro tengo que vencer en Italia para llegar a la última prueba con cierta tranquilidad. Sé que en Francia será muy difícil batir a Puy porque el terreno le será mucho más propicio que a mí. En cambio, por lo que he podido ver, el recorrido de este fin de semana me parece que se adapta bastante bien a mi pilotaje. De todos modos, como siempre habrá que trabajar duro porque estará muy reñido y puede pasar de todo”, asume la piloto catalana.

Laia se encuentra en un gran momento de forma, como ya demostró el pasado fin de semana en Andorra, donde se adjudicó la doble victoria en la cita inaugural del campeonato del mundo de trial 2012, camino de su 12ª corona consecutiva en la especialidad.

El triunfo de Andorra, aunque fuera en otra modalidad, me ha dado mucha confianza y tranquilidad, ya que hacía muchas semanas que no entrenaba trial y, aun así, gané. Eso seguro que me dará un plus de fuerza para el enduro de Italia”.

Ahora, la pluricampeona española deberá cambiar de modalidad para pasarse al enduro y seguir adelante con su ambicioso reto de hacerse este año con el póker de títulos: el Dakar, que se adjudicó en enero, los mundiales de trial y enduro, que ya lidera, y el europeo de trial, que también encabeza. De momento, tiene muy buenas cartas sobre la mesa para convertirse en la primera persona que logra este difícil objetivo.

El GP de Italia de enduro arranca mañana con la celebración de un super test espectáculo en el estadio Fontesecca de Castiglion Fiorentino. La primera carrera se disputará el sábado y la segunda, el domingo.