Podría proclamarse campeona de ambas competiciones el próximo fin de semana, en el transcurso del GP de la República Checa.

Laia Sanz ha logrado la victoria en la prueba inaugural del campeonato del mundo de trial femenino, que se ha celebrado este domingo en Grossheubach (Alemania). Con este resultado, la pluricampeona toma la delantera en la clasificación general y allana el camino hacia su undécimo título, que podría llegar la próxima semana si consigue la victoria en República Checa, segunda y penúltima prueba del certamen.

Laia se ha impuesto con solvencia a sus máximas contrincantes, las británicas Emma Bristow y Rebecca Cook, a las que ha superado por más de 20 puntos. La de Corbera de Llobregat se ha desenvuelto con acierto y al término de la prueba sólo acumulaba 5 puntos de penalización, por los 26 de Bristow y los 30 de Cook.

“En la segunda vuelta me he apresurado porque el cielo amenazaba tormenta y no quería encontrarme las zonas mojadas. Al final, yo me he librado de la lluvia, pero no mis rivales”, comenta Laia.

A pesar del éxito, la catalana ha sufrido físicamente a raíz de un pinzamiento en la espalda, una lesión que no es nueva y que ya condicionó su participación en el GP de España del mundial júnior masculino. “Esta vez el dolor era más intenso y no podía moverme. Me quedé clavada el viernes y pensaba que no podría competir, pero el trabajo del fisioterapeuta y los antiinflamatorios me han aliviado un poco y he podido disputar el trial sin muchos problemas. He pasado un fin de semana algo difícil, pero ha merecido la pena porque vuelvo a casa con la victoria”, celebra.

“En la próxima carrera no voy a salir con la calculadora. Sólo me vale ganar, así que iré a por todas y trataré de hacerme con el título sin necesidad de recurrir al tercer y último trial”, concluye.


Victoria en el europeo
En la misma localidad de Grossheubach, pero con un recorrido algo más asequible que el de hoy, se disputó ayer sábado la segunda prueba puntuable para el campeonato de Europa, donde Laia consiguió también un triunfo que la acerca al título continental. Con clasificarse entre las cuatro primeras el próximo fin de semana le bastaría para alzarse con su décima corona europea. En este certamen, Laia se mantiene imbatida desde hace 9 años.