Si vence mañana sumaría otro título más a su palmarés: el undécimo mundial de trial femenino.

Laia Sanz ha conquistado su décimo título europeo, tras vencer en el Trial de República Checa, tercera y última prueba del certamen, que se ha disputado hoy sábado en la localidad e Tanvald.

Con dos victorias en las dos pruebas anteriores, a Laia Sanz le bastaba con acabar entre las cuatro primeras, pero no ha querido dejar ningún cabo suelto y desde el primer momento ha impuesto su ley sobre el terreno. “Hoy era muy importante hacerlo bien, porque las zonas eran muy fáciles y si cometía algún error sería difícil remontar, así que he salido muy concentrada”, comenta Laia Sanz.

La piloto de KH-7 se ha impuesto con total superioridad y ha finalizado el recorrido con cero puntos de penalización y con una hora de antelación sobre sus principales contrincantes, que no han tenido una jornada afortunada y han acumulado puntuaciones más altas.

“Estoy muy contenta porque el trial ha ido muy bien y he conseguido terminar a cero, que siempre es algo muy complicado. Si la pasada semana no me hubieran impuesto un cinco algo dudoso habría terminado el campeonato sin ninguna penalización. Conseguir el décimo europeo está muy bien. Ahora queda el otro gran objetivo de la temporada, que es ganar el undécimo mundial y mañana tengo la oportunidad de hacerlo”.

A sus 25 años de edad, Laia Sanz se mantiene imbatida en el europeo desde el 2002, cuando ganó el primero de sus diez títulos continentales, todos ellos de forma consecutiva. Mañana, también en República Checa, tiene la oportunidad de ampliar su espectacular palmarés y alzarse con el undécimo título mundial.