A la piloto del equipo Arcarons RST KH-7 sólo le faltaron un segundo y medio para conseguir la victoria en la carrera del sábado.

Una semana después de que diera comienzo el mundial de enduro de féminas en la localidad ilerdense de Ponts, Laia Sanz y el resto de chicas que compiten en esta categoría volvían a medir sus fuerzas, esta vez en Vale de Cambra, Portugal.

Ha cambiado el escenario, el terreno, pero el resultado se ha vuelto a repetir: Laia ha conseguido dos segundos puestos que por poco no se han transformado en su primera victoria en el mundial de enduro. Esta vez sólo le han faltado 1,5 segundos, en la carrera del sábado, para superar a la experimentada Ludivine Puy, actual defensora del título.

“El primer día acabé muy satisfecha porque noté que sigo progresando y que cada vez estoy más cerca de Puy, que tiene mucha más experiencia en este tipo de competiciones. Ella va muy rápida en las cronos y yo sigo aprendiendo sobre el terreno en cada carrera que disputamos, ya que prácticamente no dispongo de tiempo para entrenar enduro entre carrera y carrera de trial”, comenta la pluricampeona.

En la prueba que se ha disputado este domingo, las condiciones del terreno han sido menos favorables para Laia y su Honda CRF 250, de modo que no ha podido mejorar el registro del día anterior. A falta del último tramo, Puy aventajaba en casi 40 segundos a la española, pero haciendo honor a su espíritu competitivo, Laia ha decidido atacar para tratar de rebajar esa diferencia: “la carrera ya estaba prácticamente terminada, pero faltaba la última extrema, que es donde voy mejor y donde suelo recuperar más tiempo, así que me he propuesto ir al máximo. No tenía nada que perder. Si fallaba no pasaba nada, y si todo salía bien podía generar alguna opción de victoria”.

Sin embargo, una inoportuna caída al comienzo de la extrema le ha impedido completar la remontada. Con todo, Laia ha conseguido recortar 12 segundos a la francesa y finalizar en segunda posición a 28 segundos.

Para Jordi Arcarons, que dirige los pasos de la piloto de Corbera de Llobregat en el mundial de enduro, “Laia está haciendo grandes progresos y ya está muy cerca de su rival”. “Estoy muy satisfecho con el trabajo hecho y con el coraje con el que Laia afronta cada reto que se le pone por delante. Es una gran deportista y tiene un afán de superación fuera de lo normal. Hoy en la extrema ha intentado rebajar el crono yendo por el camino más recto, que es el más complicado y el más arriesgado, y ha estado cerca de salirse con la suya. Tiene un potencial enorme y pronto llegará su primera victoria en el mundial”.

Los resultados de este fin de semana, permiten afianzar la segunda posición de Laia Sanz en la clasificación general del campeonato del mundo, a falta de las dos últimas carreras, que se disputarán en el Gran Premio de Francia el 1 y 2 de octubre.