La piloto de KH-7 consiguió anoche la victoria en la última carrera del año de los X Games.

Laia Sanz se ha impuesto en la última carrera de los X Games 2013, que se ha disputado esta noche en Los Ángeles, en el estadio Staples Center, donde Los Angeles Lakers disputan habitualmente sus partidos de la NBA. En este espectacular escenario, la 13 veces campeona del mundo se ha colgado su tercer oro en unos X Games, certificando así una brillante temporada de debut en la "olimpiada" de los deportes extremos.

La piloto de KH-7 no tuvo un buen arranque en la final femenina de Enduro X, pero echó mano de su técnica de trial para superar los obstáculos del circuito mejor que sus oponentes y, sobre todo, sin cometer errores, lo que le permitió cruzar la meta en primera posición con una holgada ventaja de 37 segundos sobre la segunda clasificada, la estadounidense Maria Forsberg, principal rival de la española. 

Laia, que se estrenaba al manillar de una Honda CRF 280R de JCR/Honda, protagonizó nuevamente una remontada tras quedar relegada a la séptima posición en la salida. En la primera vuelta consiguió ascender a la tercera posición y en la segunda, subió al primer puesto al aprovechar una caída de la puertorriqueña Tarah Geiger, que hasta ese momento lideraba la prueba. A partir de ahí, Sanz puso tierra de por medio con un pilotaje muy seguro que la llevó directa a la victoria.

Con este resultado, la piloto catalana iguala los tres oros de Forsberg y cierra la temporada de los X Games de verano con tres triunfos (Foz de Iguaçu, Barcelona y Los Ángeles) y una plata (Múnich) en cuatro participaciones, un balance intachable. “Estoy muy contenta. Es mi primer año en los X Games y no me esperaba estar delante en cada carrera. Ha sido un año perfecto con medallas en las cuatro citas, incluso en la de Múnich, que me fue muy mal, así que no puedo estar más contenta”, comenta exultante la piloto de KH-7.

Además, en Los Ángeles me he quitado la espina de Múnich. Aquí he tenido una moto mucho más competitiva y tengo que agradecer a todo el equipo JCR/Honda, y a Johnny Campbell en particular, el apoyo que me han prestado. Este triunfo es una consecuencia del gran trabajo previo que hemos hecho durante los últimos diez días. Lo único que me ha faltado ha sido salir bien, que es uno de mis puntos a mejorar, pero luego creo que he hecho una carrera inteligente. A pesar de que Tarah se estaba yendo, sabía que si yo no cometía errores encontraría el momento de pasarla y al final así ha sido”, concluye la de Corbera de Llobregat.