La piloto de KH-7 buscará este domingo en Los Ángeles la revancha por el segundo puesto de Múnich ante su rival estadounidense.

Laia Sanz participará este domingo en los X Games de Los Ángeles, la última prueba del año de esta espectacular “olimpiada” de los deportes extremos. La piloto de KH-7 lleva diez días entrenando en California con Johnny Campbell, uno de los iconos del motociclismo off-road de Estados Unidos, y acude a la cita con ánimo de revancha tras perder el oro ante Maria Forsberg en la última carrera, disputada hace un mes en Múnich.

La española y la estadounidense se verán las caras este fin de semana por cuarta vez para dirimir quién de las dos se llevará el oro en la final femenina de Enduro X. Laia salió triunfante en dos de las tres pruebas disputadas anteriormente: Foz de Iguaçu y Barcelona, con sendos oros, mientras que en Alemania, la victoria fue para Forsberg.

En caso de que Laia Sanz lograra este fin de semana su tercer triunfo igualaría la marca de Forsberg con sólo cuatro participaciones en unos X Games, lo que significaría una estadística nuevamente brillante para una deportista que atesora 13 títulos mundiales (12 de trial y 1 de enduro) y 3 Rally Dakar.

Sin embargo, la piloto de KH-7 no se fía y niega que la carrera sea un duelo con su rival estadounidense: “Maria es una gran piloto y le tengo un gran respeto porque es muy rápida y posee mucha más experiencia que yo en pruebas de enduros cross, pero no creo que la victoria esté entre ella y yo solamente; hay otras chicas muy fuertes que lo darán todo por ganar. Además, en este tipo de carreras puede pasar de todo”.

Para Laia, la cita de Los Ángeles adquiere tintes de revancha tras la plata de Múnich: “Ganar un metal siempre es motivo de alegría, pero en Alemania acabé muy decepcionada, no por llevarme la plata y no alcanzar el oro, sino porque no estuve bien. La revancha es conmigo misma”.

Con la victoria en su punto de mira, la piloto catalana ha seguido un programa especial de entrenamiento para la última carrera de los X Games de este año, y precisamente lo ha hecho en California, con el apoyo del equipo JCR/Honda que dirige el 11 veces ganador de la Baja 1000 -también conocida como Baja California- Johnny Campbell.

Laia viajó a Los Ángeles el pasado 16 de julio para asistir a la gala de los premios ESPYS, donde fue finalista en la categoría de Mejor Atleta Femenina de Deportes de Acción. Lo que no sabía es que unos días después participaría en el Baja Beach Bash, un raid no competitivo de cuatro días en el estado mexicano de Baja California. La de Corbera de Llobregat deslumbró a todos los participantes al ser la única que logró culminar una trialera imposible, lo que le valió el sobrenombre de “La Conquistadora”.

Me he sentido muy bien acogida por todo el mundo desde que llegué a Estados Unidos. Llevo diez entrenando a tope con Johnny Campbell y su equipo y estoy muy agradecida por la oportunidad que me han dado de competir con ellos y por todo el trabajo que están haciendo. Los mecánicos me han hecho una moto a medida, muy trabajada y con muchos medios. Además, he practicado bastante en su circuito, sobre todo las salidas tipo motocross, que es algo que no había hecho nunca hasta este año y que en los X Games es muy importante”, explica Laia. “En Múnich la moto no estuvo al nivel, pero después de todo lo que hemos trabajado estos días, no habrá excusas”.

Laia Sanz pilotará una Honda CRF 280R preparada por JCR/Honda en la final femenina de Enduro X, que arrancará el domingo 4 de agosto poco antes de las 14:00 UTC-8 (las 23:00 hora peninsular española).