La piloto de KH-7 cierra el fin de semana con sendas victorias en las dos carreras del GP de Rumanía de enduro y amplía a seis puntos la distancia respecto a la segunda clasificada.

Laia Sanz ha redondeado el GP de Rumanía, penúltima cita del campeonato del mundo de enduro femenino, con una doble victoria que le ha permitido recuperar el liderato del certamen. Sanz suma ahora 100 puntos, seis más que Jessica Gardiner, segunda clasificada, lo que le permite afrontar la última prueba con confianza.
   
La piloto de KH-7 se impuso ayer por 5’23" a Gardiner y hoy ha vuelto a superar a la australiana por 6'09”. Laia se ha mostrado, además, intratable puesto que ha ganado las nueve cronometradas del recorrido. En los dos días sólo ha cedido una victoria parcial de un total de 19 zonas cronometradas.

Ha sido un muy buen fin de semana. Fui a Rumanía con el objetivo de recuperar el liderato y he conseguido dos victorias importantes, soy líder y he ganado cómodamente. Me he sentido muy bien y creo que he pilotado mucho mejor que en las dos carreras anteriores, así que vuelvo a casa muy contenta. Ha sido un buen fin de semana”, comenta Laia Sanz.

Sin embargo, la alegría de la 13 veces campeona del mundo no es completa, debido a que esta carrera coincidía con la primera prueba del mundial de trial femenino, a la que ha tenido que renunciar. “Tengo sensaciones un poco opuestas porque estoy contenta de haber ganado aquí, pero triste por no haber podido competir en Andorra. Soy la única participante que ha estado en todas las carreras desde que se creó el mundial de trial femenino. Tengo que ver si podré ir o no a alguna de las siguientes pruebas”, explica.

La próxima cita del campeonato del mundo de enduro femenino será el Gran Premio de Francia, que se celebrará el 7 y 8 de septiembre.