La piloto de KH-7 se ha impuesto en la primera carrera del GP de Rumanía de enduro adjudicándose nueve de las diez especiales.

Laia Sanz ya vuelve a ocupar el primer puesto. La piloto de KH-7 acudía al GP de Rumanía, penúltima cita del mundial de enduro femenino con el objetivo de recuperar el liderato, y lo ha logrado ya en la primera de las dos carreras que se disputan este fin de semana en la localidad rumana de Buzau.

La 13 veces campeona del mundo se ha impuesto a la australiana Jessica Gardiner con 5 minutos y 23 segundos de ventaja después de ganar nueve de las 10 especiales de la primera carrera, incluido el Súper Test disputado el viernes. Sanz, que ha dominado esta primera carrera a placer, únicamente ha cedido la victoria parcial en la séptima especial, al tener una caída sin consecuencias en una zona extrema que le ha hecho perder mucho tiempo.

La extrema tenía una parte de piedras muy complicada y en dos de las tres veces he pasado bien, pero en una de ellas me he enganchado y me he caído. He tardado bastante en levantar la moto y proseguir la marcha. En general, he hecho una buena carrera, pero posiblemente me he confiado un poco en algunos momentos y he cometido algún error innecesario”, atestigua la de Corbera de Llobregat.

En cuanto a su triunfo, Laia Sanz no esconde su satisfacción: “Ha sido un muy buen día. Por la mañana ha llovido ligeramente, lo justo para que no hubiera polvo y sin que se formaran barrizales. He disfrutado mucho y me he sentido muy bien encima de la moto. Estoy muy contenta por las sensaciones y porque, aunque la clasificación está muy ajustada, recupero el primer puesto en la general”.

A la espera de lo que suceda el domingo en la segunda carrera, Laia Sanz lidera la clasificación del mundial con 80 puntos, tres más que Gardiner y siete más que la británica Jane Daniels, hasta hora líder.