La piloto de Gas Gas y KH-7 participará mañana por primera vez en los juegos extremos de mayor relevancia a nivel mundial.

Laia Sanz ya está en Brasil para participar por primera vez en una edición de los Summer X Games. Será mañana en Foz de Iguaçu (Brasil), el primer escenario sudamericano que acoge unos X Games, considerados como los juegos extremos de referencia a nivel mundial.

La cadena de televisión estadounidense ESPN, que a su vez es la empresa promotora y organizadora de este espectacular evento deportivo, invitó a la pluricampeona española a este desafío, al que ella aceptó sin pensárselo dos veces. “Fue una alegría que pensaran en mí porque hace bastante tiempo que me atrae esta competición y me hace mucha ilusión una nueva experiencia como ésta. A la edición de Barcelona no podía ir porque me coincide con el GP de Portugal de enduro, pero llegaba a la de Brasil libre de compromisos, así que no me lo pensé dos veces”, confiesa la piloto de Gas Gas y KH-7.

Laia Sanz competirá mañana a partir de las 20h00 (1h00 de la madrugada hora peninsular española) con una Gas Gas 250 F en la prueba femenina de Enduro X, en la que se medirá a la estadounidense Maria Forsberg, dos veces medalla de oro de esta competición, a la canadiense Chantelle Bykerk, bronce en la última cita celebrada en Estados Unidos, y a la piloto puertorriqueña de motocross Tarah Geiger, entre otras.

A pesar de sus 12 títulos de campeona del mundo de trial, el mundial de enduro que logró el pasado año y sus tres victorias en el Dakar en moto, Laia Sanz se muestra precavida: “No tengo muchas referencias sobre mis rivales y no sé muy bien cómo será el trazado, así que estoy a la expectativa. Si es una prueba muy técnica me irá bien, pero si la pista es rápida y con saltos será complicado porque la mayoría de chicas proceden del motocross y están más acostumbradas a esas características”.

Laia Sanz, que será la única española en los X Games de Brasil y la única piloto europea de motos, ya tomó parte hace un mes en el Súper Enduro indoor de Tours (Francia), que se adjudicó y que le sirvió para evaluar su nivel en un Enduro X. “En aquella ocasión estaba un poco mal de forma después de haber vuelto del Dakar, pero en todo este tiempo he intensificado mi preparación y, aunque he tenido una pequeña lesión en el codo, me siento perfectamente”, asegura.

Ahora ya sólo faltan algo más de 24 horas para que la piloto de KH-7 pelee por añadir un nuevo título a su extensísimo palmarés.