Se emocionó a su llegada al aeropuerto de El Prat, donde le esperaba una calurosa bienvenida.

Después de dos agotadoras semanas de competición, Laia Sanz ha vuelto a casa. La piloto de Gas Gas y KH-7 ha regresado de Chile para disfrutar de unos días de merecido descanso. La pluricampeona de Corbera de Llobregat se emocionó a su llegada al aeropuerto de El Prat y no pudo contener las lágrimas, ante el espectacular recibimiento que le brindaron familiares, amigos, vecinos y aficionados. “Sois geniales”, les dijo.

La 12 veces campeona de trial y una de enduro tenía motivos sobrados para emocionarse en el aeropuerto y quiere agradecer la calurosa bienvenida. “Estoy muy contenta del recibimiento y agradezco todo el apoyo recibido durante estos días tan duros”, reconocía.

Laia ha vuelto a hacer historia al finalizar por tercera vez consecutiva el Dakar, considerado como el rally más duro del mundo. Además, ha conquistado su tercer título en el apartado femenino. De hecho, en la presente edición del rally sólo otra piloto mujer ha sido capaz de finalizar, la italiana de quads Camelia Liparoti.

Hemos hecho una gran labor y, sin duda, de los tres Dakar que he corrido, me quedo con este”, afirma. No ha podido acabar entre los 30 primeros en motos como era su deseo, pero firmó un 12º lugar en la octava etapa que impresionó a todos sus rivales y le ha dado fuerzas para volver el año próximo.


Su hazaña ha sido posible gracias al espíritu de sacrificio y carácter luchador de Laia, sin los cuales no hubiera podido superar todos los contratiempos que la han retrasado hasta 93ª posición de la general, después de acumular más de 61 horas de carrera y ser penalizada con tres horas y cuarto.

Ahora intentará descansar unos días y recuperar fuerzas de cara a un temporada 2013 que volverá a ser muy intensa.