La piloto de Gas Gas y KH-7 ha finalizado la quinta especial en una extraordinaria 30ª posición y asciende al 37º puesto de la general.


Laia Sanz sigue sorprendiendo a propios y a extraños en su tercera participación en el rally Dakar. En la quinta etapa, Laia ha conseguido su mejor resultado en esta prueba desde que debutó en 2011. La 13 veces campeona del mundo (12 de trial y 1 de enduro) ha cruzado la meta en una extraordinaria 30ª posición, nuevamente como mejor Gas Gas y por delante de pilotos experimentados y consagrados.

La piloto de Gas Gas y KH-7 sólo ha cedido 17 minutos respecto al vencedor del día, el francés David Casteu, y se encarama al 37º lugar de la general cuando sólo se ha cubierto un tercio de la carrera.

Laia ha sacado provecho de su gran destreza técnica en una etapa que ha calificado como “trampa”. “Hoy la especial engañaba un poco porque eran pocos kilómetros, pero muy difíciles y muy técnicos, sin descanso, con mucho fesh-fesh y piedras. También había alguna trialera difícil, pero me ha gustado mucho el terreno, me he divertido”, explica satisfecha.

Precisamente, en los primeros kilómetros, Laia Sanz ha conseguido superar a un grupo de cuatro pilotos con dificultades para culminar una cresta, lo que le ha permitido avanzar mejor en el resto de la etapa. “Me ha ido muy bien adelantarles porque a partir de ahí he podido rodar sin problemas de polvo, hasta que he alcanzado a los que iban más adelante. En las zonas lentas he podido adelantar a más pilotos. Ha sido un gran día, pero lo importante es que hemos pasado una etapa más sin problemas”.

Con el resultado de hoy, la piloto de KH-7 ve más cercano su objetivo de terminar como primera mujer en motos y entre los 30 primeros de la clasificación general. En sus dos participaciones anteriores finalizó en 39º lugar.