Será su tercera y última carrera de preparación para el Rally Dakar 2017.

La piloto de KH-7 y el KTM Factory Rally Team parte con el único objetivo de seguir acumulando kilómetros y entrenar.

Este lunes se disputará la prólogo previa a la primera de las cinco etapas que transcurrirán desde este martes por los desiertos de Chile

Laia Pre Atacama

 Se acabaron las vacaciones. Laia Sanz ha vuelto al trabajo después de un corto pero merecido descanso veraniego y, tras un par de semanas retomando su preparación, ya está lista para el próximo compromiso: el Atacama Rally, cuarta y penúltima cita del Mundial FIM de Rally Cross Country, que se disputa esta semana en Chile, entre Antofagasta y Copiapó.

La piloto de KH-7 y el KTM Factory Rally Team debutará este mismo lunes en una prólogo de sólo 10 kilómetros, un aperitivo de lo que se encontrará desde el martes 23 hasta el sábado 27 de agosto en las cinco etapas y 1.800 kilómetros (1.279 cronometrados) de que consta la competición. Después del formidable sexto puesto en el Abu Dhabi Desert Challenge y el abandono en el Sealine Cross Country Rally de Qatar, será el tercer y último rally preparatorio en el que tomará parte la pluricampeona española antes del próximo Rally Dakar.

La proximidad de fechas con la última prueba del mundial de enduro femenino (9 a 11 de septiembre) le obligará a correr con tiento para no comprometer las posibilidades de conseguir su 18º título mundialista: "Llego con muchas ganas, pero el objetivo no es otro que entrenar y coger experiencia, nada más, porque me juego el mundial de enduro dentro de tres semanas y no es cuestión de poner en peligro el título por luchar por una posición. Se tratará de ir con calma, aprender y hacer horas de carrera, algo que me irá muy bien como preparación para el Dakar".

En el Atacama Rally, la catalana competirá con otros 22 pilotos, algunos tan destacados como el actual vencedor del Dakar, el australiano Toby Price, con quién Laia comparte equipo. "Hay pocos inscritos pero los que hay tienen muchísimo nivel, con diez pilotos que pueden estar en el top 10 del Dakar, así que el ritmo de carrera imagino que será muy alto. Será importante no caer y hacerlo lo mejor posible, pero yendo con mucha calma porque el único objetivo es entrenar", asegura.

Prólogo al margen, la carrera empezará este martes con la primera etapa, un bucle de 200 kilómetros en el desierto de Antofagasta. El miércoles se disputarán 400 kilómetros entre Antofagasta y Bahía Inglesa; el jueves, otros 205 kilómetros en Atacama (Copiapó); el viernes, 370 kilómetros en Bahía Inglesa y el sábado finalizará la prueba con 104 kilómetros entre Bahía Inglesa y Copiapó.

"Conozco un poco el terreno porque ya hemos disputado algunos Dakar por la zona. Preveo que será una carrera bonita, con navegación, arena... y, al ser invierno en Chile, no tendremos que soportar el calor que hemos pasado en los anteriores Dakar, así que quizá sufriremos un poco menos", vaticina la piloto de KH-7 y el KTM Factory Rally Team.