El accidente ha ocurrido en la primera parte de la segunda etapa, cuando la piloto de KH-7 y el KTM Factory Rally Team se ha encontrado una piedra en el camino que la ha catapultado.

Ha quedado aturdida durante unos instantes y ha sufrido un fuerte golpe en el tríceps izquierdo, pero se encuentra en buen estado y este miércoles regresará a Barcelona para someterse a un chequeo médico.

Hasta el momento del percance, la 17 veces campeona del mundo ocupaba la séptima posición en la general de motos y aspiraba a reeditar el buen resultado que logró hace unas semanas en el Abu Dhabi Desert Challenge, donde fue sexta.

Es su primer abandono en una prueba de Cross Country desde que debutó en el Rally Dakar 2011, una estadística prácticamente inédita en esta dura modalidad del off-road.

Laia Qatar E2

Laia Sanz se ha visto obligada a abandonar el Sealine Cross Country Rally este martes como consecuencia de una caída sufrida en el transcurso de la segunda etapa de la prueba catarí. La 17 veces campeona del mundo se encuentra en buen estado, a pesar de haber recibido un golpe en la cabeza y una fuerte contusión en el brazo izquierdo. Aún así, regresará este miércoles a Barcelona para someterse a un chequeo médico y descartar posibles lesiones.

Es la primera vez que la piloto de KH-7 y el KTM Factory Rally Team abandona una prueba de estas características desde que debutara en la modalidad de rally raid en el Dakar 2011, sin contar su retirada en la Baja España Aragón de 2014 -una prueba de formato mucho más corto- por enfermedad. En todo ese tiempo, Laia Sanz ha demostrado una fiabilidad sin igual terminando seis participaciones consecutivas en el Dakar y en todas las competiciones que ha disputado.

Esta vez no ha podido ser y ha tenido que desistir cuando en la primera parte de la especial se ha encontrado un pedrusco que le ha provocado la caída. "Había una piedra medio escondida en el camino, la he visto pero no esperaba que me escupiera y he acabado saliendo catapultada por orejas. He aterrizado en una zona de piedra y arena, y creo que he tenido mucha suerte porque me podía haber hecho bastante más daño", asume.

Tras el impacto la de Corbera de Llobregat ha quedado aturdida durante unos instantes y ha decidido retirarse "por precaución y porque la moto había quedado dañada", según ha explicado. "A pesar de que los instrumentos de navegación de la moto se han roto por completo y que he quedado un poco tocada, podría haber seguido, pero era absurdo. Aquí sólo vine a entrenar, no me jugaba nada, así que no valía la pena forzar una lesión por nada".

Laia Sanz ha sido evacuada al campamento del rally donde la ha examinado los servicios médicos del Sealine Cross Country Rally, sin que se le detectara ninguna lesión de consideración, más allá de diversas magulladuras y un fuerte golpe en el tríceps del brazo izquierdo.

Hasta el momento del abandono, Laia Sanz había protagonizado un buen inicio de carrera y se encontraba en una séptima posición de la general que invitaba al optimismo. "Es una pena que no pueda terminar el rally porque era un buen entrenamiento de cara al Dakar y venía de hacer un buen resultado en Abu Dhabi. Me sabe mal por el equipo y porque es la primera vez que no termino un rally. Lógicamente, es una mala experiencia pero de todo se aprende".