La piloto de KH-7 rodaba 13ª absoluta cuando un problema técnico le ha impedido finalizar la especial.

Ha sido una lástima porque me encontraba muy cómoda sobre la KTM del Dakar y estaba muy arriba, a pesar de no arriesgar lo más mínimo”.

Mañana tomará la salida, sin opciones en la general por la lógica penalización, pero con el objetivo de seguir adelante en su preparación dakariana.

Laia Marruecos D1

Laia Sanz no ha podido debutar con buen pie en el Rally de Marruecos que hoy ha arrancado en Zagora. La piloto de KH-7 ha tenido que abandonar a mitad de la primera etapa a causa de un problema técnico en su KTM. En ese instante, la de Corbera de Llobregat ocupaba la 13ª posición absoluta. Mañana, estará en la línea de salida de la segunda etapa sin opciones en la general, pero fiel a su objetivo inicial: preparar el Dakar 2016.

Tras casi 30 horas de viaje y 2.500 kilómetros por carretera, Laia Sanz llegaba el domingo por la noche a Zagora, procedente de Francia donde el sábado se había proclamado campeona del mundo de enduro, por cuarto año consecutivo. Renunció a competir el domingo en el segundo día del Gran Premio de Francia y casi no tuvo tiempo para celebraciones, para partir apresuradamente hacia tierras marroquíes, con la intención de competir en esta prueba de la Copa del Mundo de Rallys Cross Country, ideal para entrenar con su moto dakariana.

Nada más llegar al campamento de Zagoza preparó el roadbook hasta bien entrada la madrugada y apenas pudo dormir 3 horas antes de dirigirse a la línea de salida. Pero a la hora de la verdad ni el cansancio, ni el sueño pudieron con Laia Sanz que afrontaba muy motivada los 463 kilómetros de la primera etapa, 330 de ellos cronometrados. En el primer sector, la pluricampeona de KH-7 conseguía marcar el 8º mejor registro y, en el segundo (justo en el ecuador de la especial) pasaba en 13ª plaza.

Doscientos metros después del CP2 debía detenerse a causa de un contratiempo mecánico en su KTM que le impedía completar la etapa. Todos sus esfuerzos para seguir en carrera resultaron en vano y, transcurridas varias horas, logró regresar hasta el campamento.

Ha sido una lástima porque la etapa estaba yendo muy bien. He salido bastante tranquila, sin arriesgar lo más mínimo, ni correr al máximo. Me sentía muy cómoda con la moto y rodar entre los 15 primeros en mitad de la especial tiene mérito porque en este rally hay muchos pilotos de gran nivel que lucharán por el podio en el próximo Dakar”, explicaba Laia Sanz.

Después de reparar la moto, la organización autorizó a Laia Sanz a tomar la salida en la etapa de mañana, aunque con la lógica penalización que la deja sin ninguna opción en la general. “Mejor que los problemas aparezcan ahora que no en el Dakar. El verdadero objetivo de mi participación en este Rally de Marruecos es preparar el Dakar 2016 y ahora lo que me interesa es acumular el mayor número de kilómetros que pueda sobre mi KTM”, sentenciaba.