La piloto de KH-7 participa este fin de semana en la prueba del RX Lites del BarcelonaRX que se celebra en el Cicuit de Barcelona-Catalunya.  

Es la primera participación mundialista en coches de la pluricampeona de motos.

Me apetecía mucho probar esta modalidad y qué mejor que hacerlo en casa, donde espero disfrutar y aprender todo lo que pueda

Pre BcnRX

No le asustan los retos, sino todo lo contrario. Laia Sanz se atreverá este fin de semana con el Rallycross, una modalidad automovilística totalmente desconocida para ella. Lo hará en la prueba de casa, el BarcelonaRX que se celebra en el Circuit de Barcelona-Catalunya, en lo que supondrá su debut mundialista en una prueba de automovilismo. “Será mi primera experiencia en este tipo de carreras y espero disfrutar al máximo de ella”, afirma la piloto de KH-7.

 La 16 veces campeona del mundo en moto (trece de trial y tres de enduro) y con cinco participaciones en el Rally Dakar a sus espaldas, vuelve a atreverse con las cuatro ruedas. Si recientemente repitió la hazaña de finalizar las 24 Horas de Barcelona de Automovilismo dentro de un equipo formado por tan sólo dos pilotos, ahora se adentra en el Rallycross, un mundo totalmente desconocido para ella.

 “Nunca he participado en carreras así, pero las he visto por televisión y me parecen espectaculares. Me apetecía mucho probar el RX y qué mejor que hacerlo en casa. Espero pasármelo muy bien, aunque la verdad es que cohíbe un poco. El nivel de los pilotos es muy alto y yo, en cambio, no tengo ninguna experiencia en este tipo de pruebas”, confiesa Laia Sanz que hasta este jueves nunca antes había pilotado un coche con las particularidades que marca la reglamentación de las RX Lites.

 Se trata de un tracción a las cuatro ruedas de 3,8 metros de largo y 1.100 kilos de peso que monta un motor de 2,4 litros capaz de desarrollar 310 CV de potencia. Todos los participantes de las RX Lites utilizarán el mismo modelo durante las mangas clasificatorias, a celebrar sobre un trazado mixto de tierra y asfalto en el que hay mucho contacto entre los rivales. Derrapadas espectaculares, toques y salidas de pista son habituales en esta competición.

 “El diseño del circuito tiene muy buena pinta y ya tengo ganas de comenzar a rodar en él. Seguro que este fin de semana voy a vivir una experiencia muy bonita, de la que espero disfrutar al máximo. Correré sin presión pero intentaré aprender todo lo que pueda”, afirma la piloto de KH-7.

 Los 12 más rápidos de las rondas preliminares del sábado pasarán a las semifinales del domingo en las que se decidirán los 6 que disputarán la final, a partir de las 15h00. “No me marco ningún objetivo porque las RX son diferentes a todo lo que he corrido antes en coche. Son mangas muy cortas, al sprint y con mucho contacto”, reconoce Laia Sanz que, entre sus rivales tendrá a especialistas de todo el mundo y con gran experiencia en esta especialidad como el sueco Kevin Hasen JR, el danés Thomas Bryntesson, el polaco Krzysztof Holowczyc o el canadiense Andrew Ranger, por citar algunos.