La piloto de KH-7 y el Team Honda HRC ha aterrizado esta tarde en Barcelona, donde le esperaban numerosos seguidores.

“Que salga un rally perfecto es muy difícil, pero he sido muy regular, la Honda se ha portado genial y también me ha acompañado la suerte”, ha declarado.

“Aún me queda cuerda para correr en moto, aunque me encantaría disputar algún Dakar en coche”.

 

 

Dakar15 Laia llegada 1

 

Laia Sanz ya está en casa. Después de pasar a la historia como la primera mujer que acaba entre los nueve mejores participantes en moto en el Dakar, la piloto de KH-7 y el Team Honda HRC ha aterrizado esta tarde en el aeropuerto del Prat de Barcelona. Allí le aguardaban más de un centenar de personas entre amigos, familiares y aficionados que han querido brindarle un caluroso recibimiento. “Esto es increíble… ahora empiezo a darme cuenta de lo que he conseguido”, confesaba la piloto de Corbera de Llobregat.

Laia Sanz finalizó el Rally Dakar 2015 en una histórica 9ª posición absoluta. Nunca antes una mujer había llegado tan arriba sobre dos ruedas en la historia del rally más duro del mundo. Su hazaña tiene un mérito extraordinario, pues traspasa las barreras que siempre han existido entre el género masculino y el femenino en una competición extremadamente física como ésta. Por hacer un símil, es como si una tenista se colase en el top 10 del ránking masculino ATP o una atleta quedara finalista olímpica en una prueba masculina. Y aun así nos quedaríamos cortos con la proeza que ha protagonizado. Sanz ha concluido, además, como la segunda española del Dakar detrás de Marc Coma y la segunda piloto mejor clasificada de Honda después de Paulo Gonçalves.

Todos estos méritos han sido reconocidos esta tarde a su llegada al Aeropuerto de Barcelona-El Prat procedente de Buenos Aires. En la Terminal 1, la esperaban familiares, amigos y aficionados. El Ayuntamiento de Corbera de Llobregat -pueblo natal de Sanz- ha fletado, incluso, un autocar para facilitar el transporte a un nutrido grupo de corberenses, entre los que destacaban una delegación del consistorio municipal, varios miembros del Motoclub Corbera y la banda de batucada Maiskisamba.

“Al principio no era muy consciente de lo que he conseguido, pero cuando me paro a pensarlo después de recibir tantas felicitaciones, mensajes, llamadas, ya empiezo a serlo más… Veía muy difícil quedar entre los 10 primeros. Quería ser prudente y me conformaba con repetir el 16º lugar del año pasado, pero he mejorado mucho y no esperaba esto, la verdad”, ha señalado la 16 veces campeona del mundo (13 de trial y 3 de enduro).

Ante los medios de comunicación, Laia ha reconocido haber realizado una carrera “casi perfecta” y ha subrayado que la su moto Honda no le haya dado ningún problema: “Se ha portado genial. Cada vez me lo pongo peor porque hace un año pensaba que repetir el 16º lugar era muy difícil y mira ahora… Que salga un rally perfecto es muy difícil, pero he sido muy regular y reconozco que también he tenido suerte. ¿A por la victoria? Debo ser realista y sé que el factor físico es decisivo en moto. Pero ahora toca disfrutar de esto, descansar y después ya hablaremos de futuro”.

También ha bromado sobre su pulso particular con Jakes que le arrebató la octava plaza en la última etapa. “Me dijo que si le ganaba no le dejaban volver a casa… había muy buen rollo pero espero quedar delante suyo el año que viene”, ha desvelado. Y es que la piloto de KH-7 ha asegurado tener ganas de repetir en 2016 sobre dos ruedas. “Aún me queda cuerda para correr en motos, pero en coche me encantaría y espero que algún día salga la oportunidad”, ha sentenciado.

Uno de los momentos más emotivos de su llegada ha sido cuando sus amigos la han  manteado y rebozado de confetis mientras sonaba una estridente batucada que ha revolucionado todo el aeropuerto.